• Background Image

    10 secretos de las mujeres que envejecen bien

    Mar 16, 2016

Mar 16, 2016

10 secretos de las mujeres que envejecen bien

Cuando se trata de envejecer con gracia, no siempre se trata de la genética y un buen estado de ánimo. Elegir los ingredientes antiedad adecuados, consumir muchos antioxidantes y reducir al mínimo el estrés puede tener un enorme impacto en nuestra apariencia física.

Aquí les contamos sobre 10 hábitos para verse y sentirse más jóvenes por mucho más tiempo!

1. Ser diligentes con la rutina de cuidado de la piel.

Busca los productos de cuidado de la piel diarios que incluyan péptidos, los que trabajan para estimular la producción de colágeno y prevenir las líneas de expresión. Comienza a incorporar una crema de ojos en tu régimen. La piel alrededor de ojos es la más delgada y tiene muy pocas glándulas sebáceas, por lo que las patas de gallo pueden aparecer temprano. Ingredientes como la cafeína y el trabajo del ácido nicotínico son buenos para reducir la hinchazón, las líneas finas, las arrugas y las ojeras.

2. Ser conscientes del maquillaje diario.

Las bases en polvo y otros productos de maquillaje pesado pueden instalarse alrededor de los ojos y la boca, lo que acentúa las líneas finas. Cambia los polvos faciales por cremas hidratantes con color y opta por fórmulas en crema para dar cobertura y color sin resecar la piel, lo que pude causar arrugas.

3. Usar muchísimo protector solar.

Los protectores solares protegen la piel de los rayos nocivos vinculados a todo, desde la decoloración hasta el cáncer. Asegúrate de aplicar un SPF 50 de amplia cobertura (dirigido a los rayos UVA y UVB) al menos cada una hora si estás expuesta al sol. Y como nunca es suficiente, dobla la protección con un sombrero de ala ancha.

4. Ser inteligentes con los cambios en el cabello.

Al pasar los años experimentamos una serie de cambios hormonales y más cerca de la menopausia el pelo se vuelve más fino y frágil. Usa shampoos y acondicionadores nutritivos para mantener el cabello fuerte y suave y elige un cepillo flexible para evitar daños mientras te peinas. Además, los suplementos como la biotina trabajan para mantener el cabello pleno y saludable.

5. Encontrar un corte de pelo que te beneficie.

¿Sabías que el corte de pelo adecuado puede hacer que tu cara parezca más joven? ¡En serio! Los flequillos laterales suaves ocultan las arrugas de la frente y un bob que llega justo hasta mediados del cuello distrae la flacidez.

6. Mantener los dientes blancos.

A medida que pasa el tiempo, los dientes pueden volverse amarillos o grises por el café y manchas de vino tinto. Mantén una sonrisa de aspecto juvenil usando productos de blanqueamiento de dientes.

7. Manejar el estrés.

El estrés puede causar estragos en tu cerebro, aumentar la presión arterial y alterar tus hábitos de sueño, todo lo cual te envejece. Trata de tomar una sesión de yoga o meditación semanalmente para aumentar el estado de ánimo y calmar la mente.

8. Mantener los vicios en el mínimo.

El exceso de alcohol puede desencadenar brotes de rosácea y exacerbar las líneas finas, las arrugas y el acné, todos los cuales te hacen ver mayor al instante. Fumar (o incluso recibir el humo de otros) desencadena la descomposición del colágeno, que puede conducir a la piel suelta. Grandes cantidades de cafeína pueden causar la deshidratación y el aumento de la ansiedad, ninguno de los cuales es bueno para el cuerpo y la piel, así que es mejor que consumas café y bebidas con moderación.

9. Alimentarse bien.

En vista de que eres lo que comes, tu dieta hace una gran diferencia en cómo te ves de acuerdo a tu edad. Los antioxidantes y vitaminas en frutas y verduras pueden mantener tu piel con un aspecto más joven. El resveratrol, un potente antioxidante que se encuentra en las uvas, se ha demostrado que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. Los ácidos grasos omega-3 ofrecen muchos beneficios contra el envejecimiento, por lo que comer dos porciones por semana de pescado graso como el salmón, trucha o atún es lo recomendable.

10. Dormir mucho.

Mientras que duermes, tu cuerpo libera una hormona de crecimiento que ayuda a restaurar el colágeno y la elastina, componentes esenciales de una piel joven y saludable. No dormir durante siete a nueve horas por noche está demostrado que también aumenta el riesgo de obesidad, enfermedades del corazón y diabetes.

Fuente: Cut y Paste