• Background Image

    15 bares para aprovechar el verano

    Feb 21, 2016

Feb 21, 2016

15 bares para aprovechar el verano

Las Cujas: Pop en vivo y vista al mar

Es el bar que ha estado en boca de todos este verano en Cachagua, por sus conciertos acústicos las noches de sábados. Las Cujas, el ondero espacio ubicado en pleno centro de Cachagua, se llena apenas abre, a las 9 PM (por eso es mejor reservar). Esta temporada han tocado ahí desde la actriz y cantante Andrea Velasco hasta Fernando Milagros. Y mañana, a las 10 PM, será el turno de otra cantautora, Juanita Moore.

El toque playero que tiene el bar se lo dan sus pisos con conchilla molida -que parece una extensión de la playa- y sus terrazas con vista al mar, perfectas a la hora del atardecer para sentarse a tomar algo refrescante, como el pisco de eucalipto, un hit del verano. Por las noches, de la cocina sale varias veces la especialidad de la casa, los edamames ($ 4.500), esos porotos de soja tan populares en Japón y que aquí los sirven salteados con sal de mar. Algo que también ha hecho famoso a Las Cujas es su bazar, donde diseñadores venden su ropa, accesorios y objetos de diseño.

DONDE: Av. Cachagua 324, Cachagua TEL.: 9.77956008 HORARIO: Ju., vi. y sá., 9 PM a 2 AM EST.: En la calle, gratis EDAD: Todo público.

El Tercer Ojito: Con sabor nortino

Tiene una característica que lo hace inolvidable: la gastronomía y coctelería del restaurante El Tercer Ojito está enfocada en rescatar los productos del norte chileno. Por eso, no es raro encontrar en su carta frutas como mango y maracuyá, todas de la zona de Pica, el valle que está al medio del desierto, a 114 km de Iquique. ¿Su cóctel estrella? El Mango mandarín ($ 4.500), que además de mango y vodka lleva limones de Pica, para que sea aún más refrescante.

Si está por la llamada Tierra de Campeones, no deje de visitar este lugar que, si bien no está al lado del mar, sí se encuentra a sólo unas cuadras de la playa Cavancha, en el patrimonialBarrio Inglés. De hecho, este restaurante funciona en el patio de una remodelada casa de comienzos del 1900, donde podrá disfrutar de una terraza con grandes plantas y músicaambiental a un volumen que permite conversar. ¿Para comer? La tabla Tercer ojito, que tiene ceviche, jaibas, camarones y mariscos del día en salsa de aceitunas ($ 10.900).

DONDE: Patricio Lynch 1420, Iquique TEL.: 57.241 3847 HORARIO: Ma. a ju., 7.30 PM a  12.30 AM; y vi. y sá., 7.30 PM a 1 AM EST.: En el lugar, con propina EDAD: Todo público.

Dos Salmones: Una terraza imperdible

Nada se interpone entre el mar y Dos Salmones, uno de los lugares más conocidos de Maitencillo desde que abrió en 2012. La vista desde su terraza, en plena playa El Abanico, es privilegiada, y es pasadas las 6 PM que empieza a llegar la mayoría de los comensales, de esos que vienen con ganas de un cóctel en la playa. ¿Qué recomiendan ahí? El pisco sour hecho con limón de Pica y el toque justo de dulzor es uno de los más pedidos este verano ($ 2.800). Pero hay otro que rescata su dueño, Pedro García de la Huerta: uno que se prepara con vodka y jugo natural de frambuesa y limón, más un toque de albahaca ($ 4.500).

El ambiente ahí es relajado. Más bien joven, pero no excluyente. Lo que más sale desde la cocina son platos con toques thai o peruanos, como el tiradito de pulpo ($ 6.800), y también los wraps (pruebe el de salmón ahumado, queso crema, cebolla caramelizada, palta y lechuga, $ 5.600). Si va esta noche, se topará con el grupo Reyún, que mezcla diferentes ritmos latinoamericanos.

DONDE:  Av. del Mar 1019, playa El Abanico, Maitencillo TEL.: 9.61732798 HORARIO: Lu. a ju. y do., 11.30 AM a 11.30 PM; vi. y sá., 11.30 AM a 12.30 AM EST.: En Av. del Mar, $ 1.000 la hora.

El Farito: Justo al lado del mar

Abierto en 2012, El Farito es uno de los bares preferidos de los jóvenes en Maitencillo. Es porque tiene básicamente todos los ingredientes de un buen relajo veraniego: las mesas están sobre la arena (a pocos metros del mar), se escucha música en vivo, tiene una gran oferta de tragos y se realizan a veces las fiestas Corona Sunset.

Buenos para hacer la previa ahí son los ceviches (desde $ 9.000) y mariscos, siempre frescos. Para beber, lo más pedido este verano han sido los mojitos de frutas ($ 4.900), que se pueden disfrutar al atardecer mientras llega ese viento costero. No le dará frío, porque cerca de las mesas hay braseros que ayudan a mantener la temperatura.

DONDE: Av. del Mar 2205, Maitencillo TEL.: 9.63004198 HORARIO: Lu. a do., 12.30 PM a 12.30 AM (verano e invierno) EST.: En Av. del Mar, $ 1.000 la hora.

Casa Errázuriz: Buena panorámica

Casa Errázuriz está ubicado en altura, sobre un bonito jardín de Reñaca, y allí puede comer y beber mientras disfruta de una vista espectacular. Es bien playera su terraza, con sillas de colores y bancas donde puede sentarse cómodamente y sin perder visión. Lo que más se ha pedido este verano es el mojito de frutos rojos ($ 4.600), que se prepara con ron, o un tradicional martini dry ($ 4.200).

Dentro de sus platos, el que más se ha lucido esta temporada es la degustación del Pacífico ($ 9.900), que lleva machas, pulpo, camarón, calugas de congrio y centolla austral. El ambiente es tranquilo, no precisamente fiestero. Pero no por eso menos entretenido.

DONDE: Edmundo Eluchans 595, Reñaca TEL.: 32.3177047 HORARIO: Ma. a do., 1 PM a 4 PM y 8 PM a 11 PM EST.: En el lugar, gratis.

Fauna: Mirando la bahía desde un cerro

En un edificio en medio del patrimonial cerro Alegre se encuentra el restaurante Fauna (del hotel boutique del mismo nombre), uno de los más visitados por turistas de Valparaíso y por quienes veranean en Viña del Mar. Lo más atractivo aquí es llegar a la hora en que se pone el sol, porque desde sus mesas y sillones se puede ver la puesta de sol y los iluminados cerros Panteón y Concepción.

Vaya esta tarde a disfrutar de su coctelería y de sus variedades en cervezas artesanales, como la Granizo ($ 2.800) de Olmué, una que puede pedir en sus versiones lager, pale ale o ira, esta última con toques de café, caramelo y chocolate. Acompáñela de un ceviche hecho con pescado o pulpo del día, choclo peruano y papas al vapor ($ 7.900). Ojo, a este patrimonial edificio, construido en 1870, se puede ingresar sin necesidad de hospedarse en el hotel.

DONDE: Pasaje Dimalow 166, cerro Alegre, Valparaíso TEL.: 32.3270719 HORARIO: Lu. a do., 1 PM a 10.30 PM  EST.: En calle Almirante Montt, gratis EDAD: Todo público.

El Dominguito: Brindis a metros de la playa

Hay una novedad en Santo Domingo: un bar-restaurante en la costanera desde septiembre pasado. El Dominguito Resto & Mar es el primero que abre ahí y ya se ha transformado en un paseo obligado para los veraneantes. Desde la terraza del local -hecho de roble y coigüe- se puede ver el ajetreo de los bañistas y brindar con un mojito Dominguito en la mano: ron con helado artesanal de limón-menta -albahaca ($ 5.700).

Para compartir, unas tradicionales machas a la parmesana ($ 9.500) o El discutido, un plato que incluye ceviche de salmón fresco, puré de palta encima y papas fritas alrededor ($ 9.900). Si tiene suerte, le tocará música en vivo, a cargo de un saxofonista bien virtuoso.

DONDE: Av. del Mar 200, playa Sur, Sto. Domingo TEL.: 35.2440111 HORARIO: Lu. a do., 11 AM a 12 AM EST.: En el lugar, gratis.

A mano: Hamburguesas y gin

Tras un viaje a Europa, una pareja de cocineros decidió instalar en Viña del Mar un bar parecido a los que conocieron allá, donde están de moda aquellos que sirven hamburguesas y gin. Precisamente esas son las preparaciones que mandan en A Mano, el bar de moda en Viña del Mar. Abrió hace tres años en 4 Poniente, pero en diciembre pasado se trasladó a 7 Norte, a un par de cuadras de la Av. Perú.

Es un buen lugar para escapar del ajetreo y los tacos de Reñaca, porque tiene aires de bar de barrio, prendido, pero no ruidoso. Mejor aún si se sienta en el patio interior o la terraza, donde los fumadores son bienvenidos.

Quedará sorprendido con su carta de hamburguesas. Ahí se ofrecen las clásicas de vacuno, pero también otras con carnes especiales, como guanaco, avestruz y pato.

DONDE: 7 Norte 427, Viña del Mar TEL.: 32.3355877 HORARIO: Do. a ju., 12 PM a 12 AM; vi. y sá., 1 PM a 1 AM EST.: En la calle, con propina EDAD: Todo público.

Surazo: Con el mejor de los ambientes

Justo a un costado de la Quebrada Matanzas, cerca de su desembocadura en el mar, es imposible no ver el hotel Surazo, un lugar que mezcla la modernidad arquitectónica con el contacto con la naturaleza. No es necesario alojar en sus habitaciones para disfrutar de uno de sus mayores atractivos, su restaurante.

Rodeado de amplios ventanales que garantizan una vista privilegiada a la costa, en su carta hay platos frescos de la temporada, desde ceviches hasta pulpo, además de pescados de la zona, como lenguado y róbalo. En su barra, no deje de pedir su especialidad, los pisco sour, que no sólo se hacen con limón, sino que también con ingredientes como frambuesa y  arándano. Aproveche su terraza de noche, donde prenden una fogata que ameniza la velada.

DONDE: Carlos Ibáñez del Campo s/n, Matanzas TEL.: 9.2778706 HORARIO: Lu. a do., 1 PM a 3.30 PM y 8 PM a 10.30 PM EST.: En el hotel, gratis.

La Lobera: Un pisco sour al atardecer

La playa Pupuya es una de las favoritas de los fanáticos del surf y el kitesurf. Ahí mismo está La Lobera Club House, un bar-restaurante de madera y líneas simples y modernas en la arena, a pasos del mar, con una barra de ocho metros de largo. El pisco sour del local -muy frío y con celditas de limón- ya es famoso en la zona ($ 3.000). Se puede acompañar con un ceviche de pescado fresco ($ 6.500).

¿Lo mejor? Para tomar algo en la terraza no hay que sacarse el traje de agua, y si hace frío, hay hot tubs donde abrigarse y disfrutar una copa.

DONDE: Playa Pupuya, Matanzas TEL.: 9.83022300 HORARIO: Ma. a ju. y do., 12 PM a 11 PM; vi. y sá., 12 PM a 1 AM EST.: En el lugar, gratis.

El Secreto: Copas en la arena

Tal como otros, El Secreto, en Pichilemu, está metido en la misma playa. No sólo con sus mesas y sillas, sino que también con cojines.

Son varios los que llegan hasta acá sin zapatos, a beber las entretenidas copas de su carta. Como, por ejemplo, su mojito, servido en una generosa copa, con menta, albahaca y una fruta a elección ($ 3.500). Ya lleva un par de veranos instalado ahí y y es bien recurrido por su buena vista al atardecer y porque no cierra nunca: funciona de lunes a domingo.

No son pocos los comensales que para más entrada la noche reservan en mesas ubicadas alrededor del fogón, encendido en plena playa. Otro atractivo del lugar es que se puede ir con niños, aunque sea tarde: ahí, frente a las mesas, tienen un castillo inflable para entretenerse por horas.

DONDE: Eugenio Díaz Lira 139, Pichilemu TEL.: 72.2841870 HORARIO: Lu. a do., 12 PM a 5 PM y 8 PM a 12 AM EST.: En la calle, gratis.

Cielito Lindo: A la mexicana en el sur

Abrió apenas en 2015 y está recién viviendo su segundo verano, pero Cielito Lindo ya se ha transformado en uno de los lugares imperdibles para quienes se fueron a pasar las vacaciones a Pucón. A pocas cuadras de la orilla del lago Villarrica, la especialidad de este local es la comida tex-mex, mezcla entre gringa y mexicana, donde además de las tradicionalesfajitas, quesadillas y burritos de varios tipos distintos, puede degustar su ingeniosa coctelería, en la que destacan los tragos hechos con tequila: desde el granizado tequila frozen ($ 4.000) o el mexicano negro, con licor de café ($ 4.600). Sus micheladas también son famosas: pida la tradicional, con cerveza, jugo de limón y tabasco.

Y si quiere más experimentos, está la mexicana, con tequila ($ 4.000), o la gringa, con Jack Daniels ($ 4.500). Disfrute de su terraza del segundo piso, lugar ideal para ver el atardecer.

DONDE: Av. Bernardo O’Higgins 535, Pucón TEL.: 45.244 2478 HORARIO: Lu. a do., 12 PM a 3 AM EST.: En calles aledañas, con propina.

La Última Frontera: Cerveza y valdiviano

Valdivia es una de las zonas del país donde hay más variedad de cervezas artesanales. Ahí está La Ultima Frontera, un bar instalado en una antigua casona alemana, con un jardín enorme y ubicado en el centro. Sale de lo común, porque si elige sentarse afuera puede hacerlo entre árboles.

Famosa ahí es la cerveza ámbar de Cuello Negro ($ 2.800), liviana y refrescante. También está la Chucao ($ 2.800), un poco más amarga, pero igualmente refrescante para las noches más cálidas de esta temporada en la capital de la Región de Los Ríos.

Acompáñelas del clásico valdiviano ($ 4.000), ese caldo sabroso que se hace con carne de charqui y vegetales, típico de la zona, pero que está en riesgo de desaparecer, porque son pocos los restaurantes que lo tienen en sus cartas. También tienen sándwiches. Pida el Tante Gerta, con pernil, alcaparras, perejil, lechuga y mostaza ($ 4.000).

DONDE: Pérez Rosales 787 TEL.: 63.2235363 HORARIO.: Lu. a sá., 9.30 AM a 3 AM EST.: En calles aledañas, gratis EDAD: Mayores de 18.

Bar Lío: Cocina rica y local

Bar Lío está en Isla Teja, la que queda después del puente. Fue uno de los pioneros en calle Saelzer, que se empezó a llenar de bares hace dos años y que ahora es el epicentro de la movida nocturna de Valdivia. Se trata de una casona remodelada, revestida en madera, lo que la hace muy acogedora y moderna a la vez.

Ahí, vaya por productos locales y bien preparados, como las empanadas fritas rellenas de jaiba y queso roquefort ($ 3.000 las tres unidades) o las de locos ($ 3.900 las tres unidades). Si quiere probar algo del mar, pida la tabla que lleva el mismo nombre y que trae patitas de jaiba de muy buen porte, choritos en salsa verde y unos dados de congrio fritos ($ 10.500).

Si lo suyo son los sándwiches, pida el “hambreao”, que tiene pernil, tomate, mayonesa y chucrut, y viene acompañado de papas fritas y una pasta de ají rojo de la casa ($ 5.600).

¿Para beber? Una de las especialidades de la casa es el pisco sour con fruta. Le puede tocar un día uno de berries y al otro, uno de sandía ($ 3.600). Hay música ambiental, pero no molesta, porque el lugar es grande.

DONDE: Saelzer 60, Valdivia TEL.: 63.2212808 HORARIO: Lu. a vi., 12 PM a 3 AM; sá., 7.30 PM a 4 AM EST.: En calles aledañas, gratis EDAD: Mayores de 18.

Bravo Cabrera: Una cantina frente al lago

José Luis Merino, el dueño de los capitalinos bares Ciudadano y Ciudad Vieja, está detrás del local más ondero de Puerto Varas. Ubicado desde hace cinco años en la costanera, Bravo Cabrera se hace llamar más bien una cantina, porque lo que ahí manda es la barra, una donde puede pedir más de 50 variedades de cervezas artesanales, 65 etiquetas de vino y, en esta temporada, cocteles muy refrescantes, como el centella martini ($ 3.400), que lleva ron, trozos de manzana, jugo de limón y menta.

La comida también vale la pena aquí, porque rescata productos de la zona. Como la trucha del lago Llanquihue, que a su mesa llega entera, ahumada con eneldo y acompañada de verduras asadas ($ 7.700). Es ideal para compartir, como la mayoría de las preparaciones de la carta.

El lugar, una típica casa sureña de tejuelas negras, tiene varios espacios, entre ellos una terraza donde se puede fumar y desde donde verá el lago. Es el lugar perfecto para pasar las noches de verano en el sur.

DONDE: Av. V. Pérez Rosales 1071, Puerto Varas TEL.: 65.2233441 HORARIO: Lu., 6 PM a 1.30 AM. Ma. a do., 12.30 PM a 2 PM EST.: En el local, gratis EDAD: Todo público.

Fuente: Finde