• Background Image

    6 increíbles secretos que no conocías de las obras de arte más reconocidas

    Abr 24, 2016

Abr 24, 2016

6 increíbles secretos que no conocías de las obras de arte más reconocidas

A lo largo de la historia, famosos artistas nos han dejado obras hermosas y enigmáticas y, en la actualidad, representa un reto para todos nosotros descubrir los misterios ocultos en cada una de ellas.

Descubre algunos increíbles secretos que seguro no conocías y que harán que tu interés por el arte aumente…

Un cerebro en la Capilla Sixtina

En el interior de la Capilla Sixtina podemos encontrar el famoso mural llamado “La creación de Adán”, que representa la emblematica relación de Dios con el hombre y es uno de los murales más famosos en la actualidad.

Ahora bien, dicho mural esconde un misterio inimaginable: una de las líneas, la que rodea a Dios y su séquito de ángeles, tiene una forma similar a la del cerebro humano. Muchos científicos interpretan esta forma como un ataque oculto de Miguel Ángel hacía la Iglesia, que en ese momento rechazaba a la ciencia y sus avances. Otros atribuyen que es una representación en la que Dios entrega al ser humano la inteligencia suprema.

Y tú, ¿cuál crees que sea el verdadero significado?

¿Contacto alienígena en el sigo XV?

virgen-con-san-giovannino

En la actualidad, muchos se cuestionan la existencia de vida extraterreste en nuestro planeta, pero ¿alguna vez te has preguntado desde cuándo existe esta incógnita?

Pues bien, la obra de arte de “La virgen con San Giovannino”, pintada por Domenico Ghirlandaio en el siglo XV, esconde un misterio que podría sacarnos de la duda.

Si observas por encima del hombro de María, encontrarás un objeto en forma de disco y si bajas un poco tu mirada podrás notar a un hombre acompañado de su perro observando y señalando dicho objeto. Por lo tanto, existen grandes posibilidades de que la existencia de seres extraterrestres ya rondara las creencias de las personas en el 1400.

La Mona Lisa y sus códigos secretos

Mona Lisa

Sin duda, uno de los artistas más enigmaticos del pasado es Leonardo Da Vinci, autor de grandes obras de arte reconocidas en todo el mundo. Una de las más famosas obras de este pintor es ese misterioso retrato de “La Mona Lisa”.

Muchos historiadores explican esta sonrisa esgrimiendo que la retratada se encontraba embarazada; esta hipótesis está basada en la forma en que reposan sus manos sobre su vientre y en que se notan hinchadas, uno de los clásicos síntomas del embarazo.

Sin embargo, el mayor misterio que encierra esta obra de arte va más alla… Despúes de muchos estudios minusiosos, miembros del Comité Nacional para el Patrimonio Cultural descubrieron una serie de números y letras ocultos justo en el iris de sus ojos. En el ojo derecho se descubrieron las letras “L” y “V”, las iniciales del autor. Además, en el arco del puente del ojo izquierdo se encontró el número 72.

El misterio de Arnolfini

jan-van-eyck

El pintor de este retrato fue Jan Van Eyck y lo realizó en el año 1434.

El secreto de esta pintura tiene que ver con el espejo del fondo, que torna mucho más compleja la realidad retratada y multiplica sus dimensiones. En dicho espejo, se puede apreciar a la pareja de espaldas y a una persona más, el mismo pintor, quien además pude haber cumplido el rol de juez de la boda, ya que en aquella época no era necesario un sacerdote.

La última cena con notas musicales

Sin duda, esta obra de Leonardo Da Vinci que representa “La ultima cena” de Jesús ha dado mucho de qué hablar…

Por su parte, el músico italiano Giovanni Maria Pala descifró que la posición en la que se encuentran las barras de pan y las manos de los apóstoles, si se leen de izquierda a derecha (tal como Da Vinci acostumbraba escribir), forman una composicion musical.

Se puede confirmar de alguna manera este descubrimiento si tomamos en cuenta que Leonardo Da Vinci era considerado músico e inventor, por lo que no resultaría del todo disparatado considerar que hubiese elegido plasmar su amor por la música en esta  obra de arte.

El papa Terrible y Miguel Ángel

detalle-del-juicio-final

Dentro de la Capilla Sixtina se puede encontrar una representación del juicio final que esconde un secreto. En ella se puede encontrar plasmada la relación que tenía el autor de dichos murales, Miguel Ángel, con el entonces Papa, Julio II. El pintor nunca se mantuvo en buenos términos con él durante los cuatro años que tardó en terminar dichos murales, ya que el Papa Julio II lo mantuvo bajo mucha presión en ese período, lo cual le hizo ganarse el apodo de “El terrible papa”.

Estos roces se reflejaron en la pintura del juicio final, en concreto cuando Miguel Ángel pintó la cara de Julio en la del profeta Zacarías, donde también se ven dos ángeles dedicándole un gesto grosero. Sin duda un detalle difícil de percibir…

Como acabamos de ver, muchos de nuestros artistas nos dejaron un legado de secretos en las obras de arte más reconocidas a nivel mundial, que sin duda vale la pena estudiar y descifrar, ¿no lo crees?

Fuente: iMujer