• Background Image

    7 costumbres de Turquía que te harán viajar a “Las mil y una noches”

    Feb 21, 2016

Feb 21, 2016

7 costumbres de Turquía que te harán viajar a “Las mil y una noches”

Pocos libros son tan famosos a nivel mundial como “Las mil y una noches”. ¿Quién no ha oído hablar de él? Cada uno de los relatos de este libro maravilloso nos hace viajar a maravillosas tierras lejanas…

Estas costumbres de Turquía te harán sentir dentro de esta maravillosa aventura literaria. ¿Curiosa por conocerlas?

#1 Saludo en las mejillas

Si bien la costumbre es saludarse estrechándose fuerte las manos, entre conocidos o amigos se acostumbra darse dos besos en las mejillas. ¡Salvo las mujeres más ortodoxas! Ellas no besan a los hombres.

#2 Tomar el té

¡Los turcos toman té todo el día! Es más: se estima que cada turco bebe, al menos, 10 tazas por día.

Yo creo que debo haber sido turca en otra vida, porque en mi país no hay nadie que tome más té en el día que yo…

#3 Regalos de oro para la novia

Una de las costumbres turcas de boda más importantes tiene que ver con los regalos que recibe la novia. Los más populares son las monedas de oro con lazos rojos, los collares y las pulseras de oro.

¡Uy, de solo pensarlo me siento Sherezade!

#4 Mesas llenas de gente

En Turquía nadie come solo, las mesas se llenan de familiares y amigos, y siempre hay que comer todo. Eso de dejar comida en el plato no se acepta…

¿Será por eso que los sultanes y sultanas estaban un poco pasados de peso?

#5 Anfitriones como ningunos

Si hay alguien que sabe recibir gente en casa, son los turcos. ¡Muy generosos! Eso sí, ten en cuenta que si eres invitado a cenar, almorzar o tomar el té, no puedes dejar nada en el plato y debes probar todo lo que te ofrezcan si no quieres ofender al dueño de casa.

#6 La sopa de pato

El libro “Las mil y una noches” tiene todo un relato en el que la sopa de pato es la protagonista. ¿Te animarías a probarla con tal de sentirte dentro del cuento? ¡Yo sí!

#7 Quitarse los zapatos antes de entrar

En muchos de los relatos de este libro, vemos que las personas se quitan los zapatos, sobre todo al entrar en los santuarios. Pues, esta es otra de las costumbres de Turquía que nos recuerdan a “Las mil y una noches“.

Fuente: iMujer