• Background Image

    Cambio climático: el retroceso de los glaciares expuesto con crudeza

    May 26, 2016

May 26, 2016

Cambio climático: el retroceso de los glaciares expuesto con crudeza

La temperatura media del planeta aumenta y los registros meteorológicos no paran de difundir nuevos récords. Si hay algo tangible de lo que sucede es la retracción de los glaciares en el mundo. La zona andina no queda fuera del fenómeno y las imágenes que lo demuestran son impactantes.

“Un valle de hielo se transformó en un lago. Son muy evidentes los efectos del cambio climático”, relata Fabiano Ventura, un fotógrafo italiano que encabeza el proyecto internacional Tras las Huellas de los Glaciarespara describir el proceso que vivió el Upsala, en la provincia de Santa Cruz. La iniciativa busca combinar comparaciones fotográficas e investigación científica para analizar los efectos del cambio climático sobre los glaciares. Para eso, participan del proyecto fotógrafos especializados, alpinistas y un comité científico internacional ad hoc -integrado por investigadores de las universidades de Roma La Sapienza y de Milán, La Statale-.

El Upsala, según fotografías aéreas de la NASA, retrocedió desde 1968 10,4 km y su ancho se redujo casi a la mitad, de 4,1 a 2,6 km. El 50% de su derretimiento se dio en la última década. Y desde 2009 se perdieron unos tres kilómetros de frente glaciar.

Para impulsar el proyecto en la cordillera argentina, Ventura rescató el trabajo del sacerdote salesiano Alberto María De Agostini. Entre 1910 y 1950, el religioso registró en fotos los gigantes de hielo. Las imágenes se conservan en el Museo de la Montaña de Turín y en el Museo Borgatello, en Punta Arenas, Chile. “Viajamos a Chile porque los negativos de las fotografías estaban allí. Estuvimos una semana para estudiar su calidad. La expedición se prolongó por dos meses y lo que más me sorprendió, además del retroceso glacial, fue que nos tocó muy buen tiempo, con temperaturas no tan frías”, explicó a LA NACION.

El desafío de Ventura es tomar la fotografía en la misma época y desde el mismo ángulo que la de De Agostini. Las primeras tres expediciones del proyecto se hicieron en Karakorum en 2009, Mongolia; en el Cáucaso, en el sudoeste europeo, en 2011 y en Alaska, en 2013. Los próximos desafíos son el Himalaya, en 2018, y los Alpes, para 2020, con los mismos objetivos y metodologías.

El Monte Fitz Roy, en el sur de la Patagonia
El Monte Fitz Roy, en el sur de la Patagonia. Foto: Fotos: Alberto De Agostini y Fabiano Ventura

La expedición

“Estuvimos tomando imágenes en el Fitz Roy, el cerro Torre, el glaciar Upsala y el Ameghino. Tuvimos mucha ayuda de la gente de los parques nacionales en Chile y la Argentina para poder desarrollar la expedición. La belleza y la grandiosidad impactan, pero también cómo han cambiado. Es hora de que todos tomemos conciencia”, sostiene Ventura, que llegó a la Patagonia en febrero pasado.

Luego de dos meses y de haber cubierto más de 2000 kilómetros en las regiones patagónicas de Chile y la Argentina en busca de los lugares desde donde se realizaron originalmente las tomas de archivo, se unirá a un equipo de ingenieros y geólogos para la producción de modelos del frente de los glaciares en 3D. Esto permitirá comprender mejor los efectos del cambio climático sobre el fenómeno del retroceso de los glaciares.

Junto al glaciólogo de la Universidad de Milán Claudio Smiraglia, por primera vez se desarrollará un software para hacer un modelo tridimensional de los glaciares. “Para poder tener el material, trabajamos en el campo con tres ingenieros de la Universidad de Roma durante 10 días en Chile e íbamos tomando una foto cada cinco metros con la georreferenciación”, explica Ventura.

“El profesor Smiraglia concluye que dentro de un siglo se produciría la casi total desaparición de los glaciares [europeos], de los que sólo quedarían restos debajo del permafrost [parte profunda de los suelos], que, con el transcurso del tiempo, también desaparecerían”, indica un estudio multitemporal del glaciar Upsala hecho por el Instituto de Hielos Patagónicos y la Universidad Tecnológica Nacional.

El trabajo es organizado y financiado por la asociación sin fines de lucro Macromicro y la firma Enel Green Power. A ellos se suman patrocinadores como la WWF, el gobierno romano, el Instituto Geográfico Italiano y el Instituto Glaciológico de ese país.

Fuente: La Nación