• Background Image

    Cuando te sientas DESMOTIVADA, recuerda estas 9 cosas

    Jun 23, 2016

Jun 23, 2016

Cuando te sientas DESMOTIVADA, recuerda estas 9 cosas

La motivación es un factor clave a la hora de realizar todo tipo de actividades. La palabra “motivación” proviene de “motivo” y si no existe un motivo que verdaderamente nos impulse a hacer lo que hacemos es como si estuviéramos perdidas. Si vagamos sin un rumbo cierto, es casi imposible que nos sintamos a gusto con nosotras mismas. Es por eso que estar motivadas es lo más importante en cada paso que demos y en cada desafío nuevo que nos propongamos.

Sin embargo, la realidad es que a veces olvidamos la importancia que tiene esa motivación y perdemos de vista la razón por la que hacemos ciertas tareas. Es necesario trabajar sobre la motivación, mantenerla y renovarla.

Por eso, te daré ciertas estrategias para que nunca pierdas este tesoro tan importante…

#1 Todo se transforma

Lo que te tira hacia abajo no es el “fracaso”, sino la forma en que tú estas viendo esa experiencia vital. Absolutamente todo puede transformarse en fuente de motivación, incluso el dolor y la frustración pueden hacerte más fuerte para ir por la revancha.

#2 Tú eliges

Siempre tienes dos opciones: ver el lado positivo de lo que te sucede o ver el lado negativo. Si eliges el negativo, es probable que la motivación nunca llegue, pero si escoges el aspecto positivo, verás que todo te resulta más fácil.

#3 Si no puedes controlarlo, no dejes que te controle

Uno de los momentos más liberadores y al mismo tiempo motivantes es poder dejar ir aquello que durante tanto tiempo nos perturbó pero que terminamos de aceptar que no podemos controlarlo.

#4 Niguna opinión vale más que la tuya

Si creen que tus sueños son demasiado disparatados o fuera de la realidad, no necesitas escuchar su opinión, que nada tiene para aportarte.

#5 Trilogía poderosa

El éxito a largo plazo es la combinación de la habilidad, la motivación y la actitud. La habilidad es todo lo que eres capaz de hacer todos los días, la motivación determina qué haces cada día y la actitud tiene que ver con cómo lo haces.

#6 Que nada robe tu tiempo

La preocupación no es más que una pérdida de tu valioso tiempo. No hace otra cosa que robar gran parte de tu creatividad y energía. Entonces, en lugar de imaginar lo peor, empieza a pensar en lo mejor.

#7 ¿Qué es mejor?

Siempre es mejor estar exhaustas por la gran cantidad de trabajo que hemos hecho, que estar cansadas de no hacer nada. Cada mañana recuerda que eres lo que haces cada día y no lo que piensas hacer en dos años. Lo bueno no les llega a aquellos que esperan sentados sino a quienes van por sus metas.

La única manera de lograr tu objetivo es dejar de hablar tanto y comenzar a actuar.

> 6 maneras efectivas de disparar tu MOTIVACIÓN

#8 Es preferible haberse esforzado

El esfuerzo nunca será en vano, sin importar los resultados. Trabajar duro siempre te hará más fuerte, más educada y te dará más experiencia. Por momentos querrás darte por vencida, pero sé paciente y continúa luchando por lo que quieres. El hecho de que sufras no significa que estés fracasando: es señal de que estás dando el máximo. Lo bueno nunca llega fácil.

#9 TODO llega

Sin importar lo lejos que parezca tu meta hoy, no te detengas, no busques excusas para no dar el siguiente paso. Debes confiar en que todo saldrá bien y que todo lo que haces tiene un sentido y pronto obtendrás la recompensa.

Practica la paciencia, ya que te será de mucha ayuda cuando todo parezca difícil y lejano.

Si bien no es sencillo estar siempre con la máxima motivación, es esencial que intenemos mantenerla siempre que podamos, y nunca olvidarla, porque sin ella todo lo demás carece de sentido. Es natural que algunos días te sientas más motivada que otros, pero recuerda que siempre necesitarás una cuota de ella para lograr tus objetivos.

Porque los sueños no se cumplen por arte de magia, se alcanzan paso a paso.

Fuente: iMujer