• Background Image

    ¿Dejar de cenar adelgaza? ¡Te damos la respuesta!

    Feb 28, 2016

Feb 28, 2016

¿Dejar de cenar adelgaza? ¡Te damos la respuesta!

Todos los días salen a la luz nuevas dietas y tratamientos médicos que prometen ser los más eficaces para lograr la figura deseada. Debo confesar que probé más de una y nunca me dieron un buen resultado.

Ahora bien, últimamente mucha gente nos estamos preguntando si dejar de cenar es bueno para perder peso.

¿Tú también quieres saberlo?

¿En qué incide la cena?

El peso perdido se encuentra influenciado por diferentes variables, pero la hora en la comemos no es una de ellas, sobre todo cuando se trata de un proceso a largo plazo donde se pierden calorías en forma lenta pero constante. Por tanto, la falta de comida por la noche no resulta en beneficios metabólicos positivos y no estimulará la pérdida de pesonecesariamente.

De hecho, hace ya un tiempo, se comprobó que las proteínas consumidas antes de ir a dormir son bien digeridas mientras descansas, por lo que, ¡no ganas nada si te vas a dormir sin cenar! Solo conseguirás que tu estómago gruña y te cueste mucho más conciliar el sueño.

¡No más complicaciones! Esta es la dieta que tiene tan solo UNA REGLA

¿Cuál es el mayor beneficio de cenar?

Cenar antes de ir a dormir puede aumentar de manera significativa el ritmo de tu metabolismo. De esta manera, quemarás muchas más calorías que si te abstienes de comer o beber algo antes de irte a la cama.

Sin embargo, como todo, es conveniente que tomes ciertas precauciones al cenar. Para empezar, debes tener cuidado con el tiempo, pues no es bueno que comas y de inmediato te vayas a dormir. Lo mejor es hacerlo 45 minutos antes como mínimo para evitar una indigestión o el tan incómodo reflujo ácido.

También influyen mucho las porciones, pues si ingieres una gran cantidad de alimentos, es muy probable que los kilos perdidos vuelvan alegremente a ti y se instalen en tu vida. Para que tengas una idea, la cantidad ideal es de unas 200 calorías.

Recuerda que un dicho muy conocido nos recomienda: “Desayuna como reina, almuerza como princesa y cena como mendiga”.

En definitiva, no es para nada recomendable saltearse alguna de las cuatro comidas principales. Si lo haces, tu cuerpo no dispondrá de la energía necesaria para funcionar bien y esto te hará mucho más propensa a tomar malas decisiones alimenticias. Así que, ¡nada de locuras!

Fuente: iMujer