• Background Image

    Descubre cuándo vencen tus cosméticos

    Ene 19, 2016

Ene 19, 2016

Descubre cuándo vencen tus cosméticos

Es alarmante: un rímel se vence a los tres meses, mientras que un labial dura menos de un año. Hablamos con una especialista sobre los riesgos de no renovar periódicamente nuestros productos de belleza.

(Por Soledad Reyes / @cuchurrumbita – Biut.cl)

¿Te has preguntado alguna vez cuánto dura un rímel, una base en polvo o un labial? Lo más probable es que no. Porque la mayoría de las mujeres solemos guardar nuestros cosméticos hasta terminarlos por completo, ¿o vas a negar que tu rímel regalón lo estrujas hasta que está medio seco?

Pues bien, desde ahora deben saber que estos productos hay que renovarlos con mayor rapidez, ya que vencidos no sólo se vuelven inservibles, sino que también nos pueden acarrear problemas de salud.

Por eso, hablamos con una especialista e investigamos cuánto dura cada tipo maquillaje y  las cremas que habitualmente llevamos en nuestro cosmetiquero.

Cuidado con el rímel

Aunque no lo creas, las máscaras de pestañas duran apenas tres meses. Lo sabemos, es una noticia terrible para las que tenemos varias y las vamos ocupando de a poco.

Ese tiempo consigna una nota publicada por el sitio estadounidense Huffington Post, que incluye además una tabla muy completa sobre la vida útil de nuestros productos de higiene personal y maquillaje.

“La máscara de pestañas, los polvos compactos, las bases y las brochas con el tiempo van acumulando suciedad y deben renovarse. En estos productos la higiene es fundamental”, señala por su parte la infectóloga de la Clínica Bicentenario Sheyla Jiménez.

Además, las bacterias que causan conjuntivitis y orzuelos se albergan de lo más bien en el tubo del rímel nos aseguró la experta, por lo que es necesario cambiarlo en el tiempo correcto.

Precaución con tus herramientas

Nos encanta usar brochas o esponjas para maquillarnos. Sin embargo,debemos tener súper en cuenta que siempre hay que estar lavándolas luego de su utilización y que no son eternas.

Una esponja, de hecho, duraría apenas tres meses, mientras que una brocha hay que renovarla cada tres años.

Lo mismo sucede con otras herramientas que usas en el día a día para embellecerte, como por ejemplo la esponja vegetal con la que te enjuagas en la ducha, que sólo tiene una vida útil de 3 semanas, y las rasuradoras, que no deberías mantener más allá del mes.

Las cremas también se vencen

Otro de los productos que a veces mantenemos más tiempo del necesario son las cremas, tanto corporales como de rostros y también las más específicas: antiacné, antiarrugas, etc.

Las primeras no deberías seguirlas usando más allá de los dos años, igual que los bloqueadores solares, que caen en la misma categoría, mientras quelas cremas de rostro duran un año.

En tanto, las de problemas más específicos, como por ejemplo las antiacné, sólo durarían tres meses, debido a que sus componentes van perdiendo efectividad.

En todo caso, hoy en día muchas marcas han incorporado en sus envases un logo que señala la fecha de vencimiento, que está compuesto por un símbolo y unos números que indican la cantidad de meses que dura el producto.

No los uses ni los prestes

Así que si notas que tu crema o maquillaje han cambiado de aspecto o incluso tienen un olor un tanto extraño, no los uses.

“Podrían generar irritaciones en la piel o reacciones alérgicas”, dice la infectóloga, advirtiendo que los cosméticos tampoco deberían compartirse.

“Pueden generar infecciones bacterianas por patógenos de la piel o infecciones por hongos o virus, como lo que ocurre con los labiales, que pueden desencadenar, por ejemplo, la transmisión del herpes labial”, advierte.

Consejos para mantenerlos

La revista Para Ti seleccionó algunos consejos para mantener tus productos en buen estado, que nunca están demás.

El baño es el lugar menos indicado para guardarlos, debido a que la humedad y el calor aceleran su deterioro. Por eso, trata de guardarlos en lugares frescos y secos, e incluso algunos en el refrigerador, como por ejemplo tus labiales, para que no se derritan en verano.

-Guarda todo bien cerrado, ya que al entrarle aire a tus productos se estropean más rápidamente.

El cosmetiquero ideal para mantenerlos es uno tipo baúl, con varios compartimentos que evitan que las cosas se mezclen o rompan.

Jamás mezcles un producto nuevo con uno viejo, o se te ocurra humedecer con saliva delineadores o brochas, ya que las bacterias de la boca podrían causarte una infección.

Fuente: Biut.cl