• Background Image

    Dura infancia, intento de suicidio, dos leones muertos: la historia de Franco Ferrada

    May 24, 2016

May 24, 2016

Dura infancia, intento de suicidio, dos leones muertos: la historia de Franco Ferrada

El sábado nos enteramos de una historia extraña: un hombre entró a la jaula de los leones del Zoologico Metropolitano de Santiago, se sacó la ropa, los leones reaccionaron, el personal del zoológico también y terminaron dos leones muertos.

Después supimos que este joven era Franco Ferrada y que en su ropa había una nota suicida. Quería morir en la jaula con los leones.

Hoy sabemos aún más: Franco tuvo una vida dura. Su padre era alcohólico, su madre murió de cáncer cuando tenía 11 años. Él y sus hermanos terminaron en el Sename. Uno de ellos fue adoptado por una familia italiana, el resto no corrió la misma suerte. El mayor de todos hoy está preso.

Hoy Franco continúa internado en la Clínica Indisa con riesgo vital porque sufrió lesiones y traumatismos en su cabeza, cara, cuello y zona pélvica. Pero su intento de suicidio, a diferencia de otros, no ha pasado desapercibido.

El debate

Apenas se supo que dos leones habían muerto en este confuso incidente saltaron opiniones sobre el actuar del zoológico ¿Cuál es el protocolo? ¿Por qué no dormir a los leones? ¿Las medidas de seguridad del zoológico son las correctas? Incluso algunos han planteado la pregunta de si debiese existir el zoológico.

Desde el zooológico explicaron que sí se siguió el protocolo establecido y que el problema con los dardos que podrían haber dormido a los leones es que tardan cuatro minutos en hacer efecto. Minutos valiosos si se trata de salvar la vida de alguien en peligro.

Pero el debate se enciende cuando pensamos en los leones enjaulados que, como leones, actuaron de acuerdo a su instinto. Siguen en el aire las preguntas. Por una parte, ¿se podría haber actuado de otra manera? Pero también, ¿qué grado de conocimiento tenemos de las enfermedades mentales y hasta qué punto afectan el comportamiento humano? 

El debate se abre porque la situación fue extrema y porque, por salvar la vida de un humano, tuvieron que pagar dos leones que con una mala invitación fueron llamados a una pésima fiesta

Fuente: Radio Paula