• Background Image

    Errores de principiante: 4 lecciones que los jóvenes emprendedores aprenden con el tiempo

    Abr 15, 2016

Abr 15, 2016

Errores de principiante: 4 lecciones que los jóvenes emprendedores aprenden con el tiempo

Empezar un negocio propio es un largo proceso de aprendizaje, cometerás errores y muchas fallas podrían ocurrir en el camino. A pesar de que algunas personas tienen miedo a fracasar, nuestro mejor consejo es que te lo tomes con calma, puedes sentirte muy mal por esos pequeños fracasos, pero todo va a estar bien! También es probable que cometas los típicos errores propios de ser principiante, pero para que estés más preparada, aquí te los detallamos y te contamos cómo evitarlos!

1. Pensar muy en grande demasiado rápido.

Quizás eres de ese tipo de personas que en cuanto se ponen un objetivo, quiere lograrlo inmediatamente. Esto puede ser extremadamente frustrante. Lo hemos escuchado tantas veces, pero es verdad: el éxito no ocurre de la noche a la mañana y si piensas que tu caso será una excepción, estás cometiendo un gran error. Empieza dando pequeños pasos y aprende a apreciar los pequeños logros.

2. Contarle a demasiadas personas lo que estás haciendo.

Obviamente tienes que estar orgullosa de lo que estás haciendo. Pero especialmente al principio, mientras más personas saben, más personas tienen expectativas. Y a pesar de que eso pueda hacerte sentir más motivada, también te hará tener más miedo al fracaso. Asegúrate de que todas esas personas que saben sobre tu emprendimiento no te pongan bajo presión.

3. No rodearte de las personas correctas.

Estamos seguras de que estás dedicada y dispuesta a trabajar duro, pero nunca es posible hacer todo por tu cuenta. Si quieres empezar un propio negocio y que éste sea serio, asegúrate de que tienes a tu alrededor a las personas adecuadas, como un abogado si las cosas se ponen difíciles, un contador o tal vez una persona de confianza que pueda ayudarte con algunos temas específicos. Pensar que no necesitas a estas personas a tu alrededor, puede hacerte sentir un estrés extra en ciertas situaciones.

4. Rendirte porque las cosas se ponen difíciles.

Nadie dijo que ser una joven emprendedora iba a ser fácil. A veces puede ser bastante abrumador y todas tenemos esos días en que todo parece ser demasiado y queremos renunciar. En momentos así, es muy importante que no tomes decisiones apuradas; toma un pequeño descanso si es posible y recuerda por qué empezaste en primer lugar.

Fuente: Cut y Paste