• Background Image

    Especialistas derriban mito: comer en la noche no engorda.

    Feb 9, 2016

Feb 9, 2016

Especialistas derriban mito: comer en la noche no engorda.

Algunas personas piensan que comer en la noche engorda, porque creen erróneamente que las calorías ingeridas antes de acostarse no se gastan. Tal creencia sería un error, remarcan especialistas remarcan. Esto porque al organismo le es indiferente la hora en que se ingieran, por lo que cenar al terminar al día no es problemático y tampoco engorda.

La norteamericana Susan Bowerman, directora de Entrenamiento en Nutrición de Herbalife, dice que “las personas creen que las calorías ingeridas justo antes de acostarse no se gastan, cuando la realidad es que el cuerpo no tiene idea de qué hora es, por lo que le es indiferente si se consumen estas calorías a la hora del almuerzo, a la comida o después”.

La nutricionista de la Clínica Dyet, Katherine Larraguibel, señala que “esta es una de las ideas que es más importante desmitificar ya que en la mayoría de los casos comer una colación antes de irse a la cama es beneficioso para la salud, lo importante es que elijamos qué comer de manera inteligente”.

Comer algo justo antes de acostarse es necesario para quienes cenan muy temprano, añade.

“Idealmente se debe cenar cuatro horas antes de irse a la cama e ingerir una colación una hora antes, para evitar que el organismo almacene las calorías de la siguiente comida (desayuno) en vez de gastarlas. Si esto se repite se aumenta de peso.”

COMER UN SNACK

Susan Bowerman remarca que comer un snack antes de acostarse es especialmente útil para las personas que practican deporte por la mañana pues “así dejarán su estanque de bencina lleno al máximo y tendrán energía reservada para realizar la actividad deportiva correctamente”.

Las expertas concuerdan que es importante saber qué ingerir en este momento del día ya que que los alimentos seleccionados deben ser lo más sanos posibles.

La nutricionista de Clínica Dyet añade que la colación ideal para esta hora es una proteína pues así se recibirá energía sin carbohidratos “por lo general lo más útil para esta hora son los yogurts light o un huevo duro con un poco de verduras”.

Boweman también es partidaria de elegir estos alimentos ya que, según explica, “la evidencia señala que el comer una pequeña cantidad de proteínas en la noche antes de acostarse ayuda con la regeneración muscular”.

Sólo a los atletas y a quienes buscan aumentar de peso les beneficiará comer carbohidratos de noche, esto ya que tienen necesidades calóricas más altas que las otras personas y no siempre las alcanzan a cubrir con las cinco comidas del día y esta ocasión presenta la oportunidad perfecta para hacerlo.

Fuente: La Nación