• Background Image

    Estudio confirma que el hombre convivió con unicornios siberianos

    Mar 31, 2016

Mar 31, 2016

Estudio confirma que el hombre convivió con unicornios siberianos

Todo indica que los unicornios, aquellos seres mitológicos que se cuentan en diversas historias, sí existieron. O al menos, eso parecían ser.

A pesar de que su aspecto dista bastante de la imagen angelical que nosotros tenemos en mente, lo cierto es que este ser existió realmente y, además, logró convivir con los humanos.

De acuerdo a un estudio publicado en la revista American Journal of Applied Science, esta increíble criatura pudo sobrevivir, por lo menos, hasta hace 29.000 años, por lo que pudo convivir con nuestra propia especie, Homo sapiens, que llegó a Europa hace cerca de 40.000.

Esto se concluyó debido al descubrimiento de un cráneo de esta especie en Kasajistán, lo cual  se asemeja más a un rinoceronte que a un caballo.

Los científicos de la Universidad Estatal de Tomsk en Siberia, Rusia, indican que  medía dos metros de altura, hasta 4,5 metros de largo y su peso rondaba las cuatro toneladas. Unas dimensiones que se acercan más a las del mamut que a las del caballo.

 Teorías de su sobrevivencia

El llamado Elasmotherium sibiricum – nombre científico de la especie – se ha convertido en el centro de la investigación en Rusia, puesto que los científicos aún no saben cómo este animal logró sobrevivir tantos años.

Andrey Shpanski, paleontólogo de la Universidad Estatal de Tomsk, indicó a la BBC que el animal pudo emigrar a otras zonas del sur, lo cual explicaría su sobrevivencia:

Lo más probable es que el sur de Siberia Occidental fuera como un refugio , donde este rinoceronte vivió mucho más tiempo en comparación con el resto de su especie. También existe la posibilidad de que haya podido emigrar y habitar durante un tiempo en la zonas más al sur

De acuerdo a lo que informa ABC, los investigadores esperan que este hallazgo pueda ayudar a comprender mejor cómo influyen los factores ambientales en la extinción de las especies, y cómo las migraciones pueden haber ayudado a algunas criaturas a durar mucho más tiempo de lo que se pensaba.

Fuente: Veo Verde