• Background Image

    Estudio: Que tu hijos se enferme en el jardín, puede ser bueno para su salud

    Jun 9, 2016

Jun 9, 2016

Estudio: Que tu hijos se enferme en el jardín, puede ser bueno para su salud

Dejando de lado lo complejo que es que los niños se enfermen y no sólo por lo delicado que puede llegar, lo triste que es verlos decaídos e incómodos, las horas de sueño que los padres pierden sumado al estrés de “no te tengo con quién dejarlo” y el debate “mi trabajo es más importante que el tuyo, no puedo faltar”, hay un estudio que explica por qué es bueno que los niños se enfermen.

Es el estudio publicado en mayo en la revista Pediatrics por investigadores holandeses y reproducido en The New York Times en español, quienes siguieron durante los primeros seis años de vida a un total de 2.220 niños para ver qué relación existía entre la cantidad de niños que habían ido al jardín y los que se habían contagiado de gastroenteritis aguda. La respuesta: 1.344 del total de los niños fue en su primer año de vida al jardín. 

 

Así, la primea conclusión es que estar en el jardín “aumentó el riesgo de los niños de padecer gastroenteritis aguda en el primer año de vida, pero también tuvo un efecto protector posterior”.

Este efecto protector hasta que los niños cumplieron sis años, lo mismo que llevó el estudio: “los niños que estaban en la guardería al cumplir un año tuvieron más gastroenteritis al comienzo, pero los niños que no fueron a la guardería se enfermaron más veces mientras crecían. A la edad de seis años, los niños en los dos grupos presentaban un promedio similar de episodios”, explica la publicación de The New York Times.

“Pensamos que si te enfermas cuando eres muy joven creas más inmunidad contra estos virus o bacterias”, explicó Marieke de Hoog, epidemióloga del Centro Médico de la Universidad de Utrecht y autora principal del estudio. “Incluso hay posibilidad de que el efecto protector que hemos observado continúe cuando son adultos. Necesitamos hacer más investigación”.

Infecciones respiratorias

Todos sabemos que las enfermedades respiratorias son el gran temor de los padres cuando empieza el frío, de hecho son más comunes que la gastroenteritis: “un niño normal puede presentar hasta ocho infecciones respiratorias al año, a diferencia de un episodio de gastroenteritis”, explica la publicación.

El equipo de la doctora Hoog detectó que con las enfermedades respiratorias había un patrón similar que con la gastroenteritis: “los niños que asistieron a la guardería durante su primer año de vida tuvieron más infecciones al principio y menos con el paso del tiempo. Para el grupo que asistió pronto a la guardería, esto significó más visitas al doctor y más antibióticos.

“Aun así, dijo el Dr. Shope, la asistencia a la guardería puede proteger de las llamadas enfermedades “atópicas”, que están relacionadas con reacciones hipersensibles en las que el sistema inmune del cuerpo reacciona demasiado; además se ha sugerido que también está conectada con la “hipótesis de la higiene”, que dice que la exposición temprana puede ser benéfica para el sistema inmune”.

Fuente: Radio Paula