• Background Image

    Estudio revela que es mejor dejar el cigarro de una vez que paulatinamente

    Mar 16, 2016

Mar 16, 2016

Estudio revela que es mejor dejar el cigarro de una vez que paulatinamente

La mayoría de los expertos recomiendan dejar el tabaco de una vez, pero los fumadores que desean dejar el cigarrillo por lo general lo hacen gradualmente

La revista científica Annals of Internal Medicine, publicó un estudio realizado por un equipo médico de la Universidad de Oxford, que demuestra cual es el mejor método para dejar de fumar.

Los médicos analizaron 697 casos de personas que querían dejar de fumar. Los dividieron en dos grupos, los que dejarían de fumar abruptamente y los que lo harían paulatinamente.

El primer grupo dejaba de fumar de la noche a la mañana, mientras que para el segundo, se estipulaba una fecha definitiva para dejar de fumar, pero durante dos semanas previas a esa fecha, iban disminuyendo gradualmente el consumo de cigarros.

En ambos casos, los participantes fueron asesorados por los doctores. Una vez logrado los objetivos, se les hizo un seguimiento cada semana durante un mes, y la última revisión fue luego de 6 meses.

Luego del tiempo establecido, los participantes recibieron un cuestionario y fueron medidos para ver la cantidad de monóxido de carbono que respiraban, para chequear que habían dejado de fumar.

A las cuatro semanas de haber dejado el cigarro, el 39% del grupo gradual se mantenía lejos de éste, mientras que el 49% que lo hizo abruptamente se mantenía lejos del cigarro.

A los seis meses, los porcentajes eran del 15%, entre quienes iban poco a poco, frente al 22%, entre quienes fueron más severos en su decisión.

“Encontramos claras evidencias de que abandonar el tabaco de forma abrupta daba mejores resultados que de forma gradual, tanto a corto como a medio plazo”, concluyó Nicola Lindson-Hawley, principal autora de esta investigación.

Para finalizar, el neumólogo y director del programa de investigación de tabaquismo de la Sociedad española de Neumología y Cirugía Torácica, Carlos Jiménez afirmó que “los beneficios -de dejar el cigarro- empiezan a verse desde las primeras 24-48 horas y se siguen manifestando a lo largo del proceso de abandono, hasta el punto de que a los 15 años -de haber dejado el cigarro-, las posibilidades de cáncer de pulmón en un ex fumador son las mismas que en una persona que no ha fumado nunca, y el riesgo de infarto comienza a reducirse desde que el afectado dejar de fumar”, sentenció.

Fuente: La Tercera