• Background Image

    Lonchera saludable: Así debe ser la colación de tus hijos

    Mar 4, 2016

Mar 4, 2016

Lonchera saludable: Así debe ser la colación de tus hijos

Con la vuelta a clase, las colaciones de los niños se convierten en un ítem muy importante que no podemos dejar de lado.

Y es que según explica Grace Arratia, nutricionista de Centros Médicos Vidaintegra, los snacks son responsables de entregar a los niños y adolescentes, la energía necesaria para mantenerse activos.

“Las colación permite evitar largos períodos de ayuno, ya que transcurre mucho tiempo entre el horario de desayuno y almuerzo”, explica. Y agrega que “se deben evitar colaciones con excesos de grasa, sal y azúcar, como por ejemplo, papas fritas o golosinas”.

Cómo armar una lonchera saludable

La especialista recomienda relevante planificar y organizar la lonchera la noche anterior. Y es enfática al recalcar que “no es conveniente que los niños lleven dinero, pues en varios colegios, la oferta de los kioscos es poco saludable”.

“Es importante tener en consideración que una colación debe representar alrededor del 10% del valor calórico total de la dieta. Por ejemplo, para un pre escolar, que requiere alrededor de 1.200 calorías, sería necesario sólo 1 fruta y 1 lácteo en su horario de colación. En cambio, para un adolescente que requiere alrededor de 2.500 calorías, podría ser adecuado una porción de pan (media marraqueta) con agregado, y una porción de lácteo (un yogurt o una cajita de leche, ojalá sin azúcar y descremada)”, explica la profesional.

Por su parte, Paulina Hernández, nutricionista y jefa del programa “Vivir Bien” de la empresa de alimentación Sodexo, comparte diez consejos para elaborar colaciones saludables para los más pequeños en esta vuelta a clases:

1. Prefiere los alimentos más naturales como: Frutas, verduras, frutos secos, huevo duro, quesos o quesillo, pan integral fresco, galletas o queques saludables horneados en el hogar, yogurt natural y agua. De esta manera, podrás brindarle a tu hijo alimentos altamente nutritivos y adecuados para su salud.

2. Prefiere alimentos integrales o con alto contenido de fibra como:Pan, semillas, frutas, verduras y legumbres, más aún si su hijo presenta sobrepeso. Además de su alto contenido en fibra, están compuestos de otros nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo de los niños.

3. Evita todos aquellos productos envasados y con alto contenido de azúcares, sodio o grasas, como: papas fritas, ramitas, galletas, cereales azucarados, chocolates, pasteles, bebidas de fantasía, jugos azucarados. El contenido de colorantes, preservantes y aditivos que contienen, no son utilizados como nutrientes por el cuerpo, por lo que son desechados como sustancias tóxicas. Los niños los toleran en menor medida, por lo cual, cuando se consumen en exceso, se acumulan en su tejido adiposo.

4. Si tu hijo tiene déficit atencional y/o hiperactividad, restringe los colorantes, preservantes y el exceso de azúcar de su alimentación, puesto que al ser importantes estimulantes impiden la concentración de los niños.

5. Evita que tus hijos compren su colación: Recuerda que ellos aún no tienen los conocimientos ni la responsabilidad para saber qué es mejor para su salud y, lo más probable, es que se sientan atraídos por productos envasados y altos en azúcar.

6. Lee bien la etiqueta y los ingredientes de los productos que sueles comprar a tus hijos: Elige productos que sean 0% azúcar, grasas o libres de sodio, y considera que mientras menos ingredientes tenga un alimento en su etiqueta, más natural será.

7. Evalúa la cantidad de recreos que tiene tu hijo, en relación a la cantidad de colaciones que le envías. Todo dependerá si es jornada completa o media jornada, ya que no es necesario que le envíes dos o más colaciones si asiste medio día al colegio.

8. Prefiere snacks saludables. Hoy podemos encontrar opciones entretenidas y saludables sin adición de azúcar como: fruta natural y deshidratada, cereales inflados, cereales con semillas, yogurt y lácteos descremados, jaleas o gelatinas, postres de leche descremados.

9. No te olvides de las verduras en las colaciones, recuerda que se pueden utilizar en sándwiches de pan integral con agregado proteico de fácil digestión como quesillo, jamón de pavo, pechuga de ave cocida, y se puede acompañar de tomate, lechuga, poroto verde, pepinillo, de acuerdo a cada gusto. Recomendamos no utilizar mayonesa, salsas envasadas o cecinas en general y, si quieres incorporar una salsa, una alternativa saludable es el yogurt natural.

10. No te excuses con que no tienes tiempo ni creatividad. Si quieres sorprender a tu hijo, o incorporar un nuevo alimento, una buena alternativa es preparar recetas rápidas, entretenidas y mejor aún, donde puedan participar los niños en su preparación.

Fuente: Biut