• Background Image

    Receta: Gomasio hecho en casa

    May 31, 2016

May 31, 2016

Receta: Gomasio hecho en casa

El Gomasio o sal de sésamo es uno de mis condimentos favoritos, le agrego una cucharadita a casi todo (ensaladas, sopas, salteados..) y no me canso nunca de su sabor, es muy rico y super nutritivo.

Es muy sencillo de hacer, sólo se necesita sal de mar y semillas de sésamo,  es absolutamente clave usar semillas de sésamo integrales y crudas para lograr un gomasio exquisito y de buena calidad. Las semillas que venden ya tostadas no sirven y las típicas que hay en casi todos los lugares que son super blancas tampoco. Las semillas integrales se pueden conseguir en muchas partes, pero mis favoritas son las que venden en Rumbo Verde.   1 Taza de semillas de sésamo integrales 2  Cucharaditas de sal de mar o sal rosada (La proporción real que se ocupa en macrobiótica es de 10/1 o 16/1 sésamo/sal, pero a mi me gusta con menos sal)

Poner las semillas de sésamo en un bowl, cubrir con agua y mover con las manos para limpiarlas, luego pasarlas por un colador y lavarlas con agua hasta que salga totalmente transparente. Dejar escurrir. En un sartén poner las semillas de sésamo a tostar a fuego muy bajo, remover todo el tiempo con una cuchara de palo, cuando las semillas estén secas y comiencen a dorarse hay que estar muy atentos al calor, manteniendo siempre el fuego mínimo, y moviendo constantemente  para evitar que se quemen, la idea es lograr un leve tostado parejo. Una vez doradas tomar unas semillas con la mano y apretarlas con las yemas de los dedos, si se muelen fácilmente están listas. Retirar las semillas del sartén para que no se sigan tostando, a mi me gusta ponerlas en una bandeja para que queden en una capa delgada y se enfríen. Luego poner la sal en el sartén y tostar por unos segundos. Retirar del fuego. Lo ideal para moler el sésamo y la sal es usar un suribachi (mortero con estrías), pero si no tienen, pueden molerlo en un mortero de piedra y en el peor de los casos lo ponen en una procesadora unos segundos. La idea es que el gomasio no quede totalmente pulverizado, si no que queden semillas enteras y otras molidas. Pruébenlo (con buenas semillas) y se van a acordar de mi, es exquisito!

Fuente: Rumbo Verde