• Background Image

    Rompe el hábito: Posponer y posponer el despertador no hace bien

    Jun 23, 2016

Jun 23, 2016

Rompe el hábito: Posponer y posponer el despertador no hace bien

Así de claro lo dejó una encuesta realizada por el programa Body Positive, de la BBC en el Reino Unido. Atrasar la alarma del despertador una y otra vez, cosa que muchos hacemos a menudo, hace pésimo al cuerpo ¿por qué?

En BBC entrevistaron a muchos expertos, los que concluyeron que cuando se retrasa la alarma del despertador, en vez de descansar más, lo que sucede en el cerebro es que se comienza un ciclo nuevo de sueño y cuando vuelve a sonar el despertador unos minutos después, la sensación de cansancio es mayor que la primera vez que sonó el despertador.

Aunque no hay una respuesta certera científica que diga lo malo que nos hace al cuerpo retrasar la alarma, según el doctor Francisco Segarra, neuropsicólogo y experto en medicina del sueño:

“el hecho de utilizar un despertador cada mañana ‘corta’ abruptamente el sueño y no es lo más recomendable. Si además lo hacemos varias veces de forma repetida empeoramos la situación”.

Cuando suena la alarma y la apagamos para seguir durmiendo, nuestro cerebro comienza de nuevo su ciclo de sueño, cuando la apagamos nuevamente, es probable que ya estemos en una etapa más profunda del sueño, de manera que no se activan por completo los mecanismos de vigilia y esa somnolencia o aturdimiento se prolonga durante el día.

Como dice Segarra:

“El mensaje que debería trasmitirse es que no es la forma ideal de empezar el día, ya que nuestro cuerpo organiza los ritmos circadianos de sueño y vigilia de forma gradual, nunca de forma brusca”.

Y así lo dice Eduard Estivil, otro doctor: “Cuanto más se rompe el sueño, peor es la calidad de descanso. Por lo tanto, el único consejo es que debemos dormir las horas necesarias. Es decir, 8 cada día. Todos los días de la semana”

Varios expertos aseguran que cuando una persona necesita despertarse con muchas alarmas, lo que hay detrás es una falta de sueño constante, lo que repercute en nuestra vida diaria.

Así que la tentación de posponer unos minutos más la alarma te llamé, intenta resistir y levantarte con el primer aviso.

Fuente: Radio Paula