• Background Image

    ¿Sabías que donar sangre no solo salva la vida de una persona? Este acto solidario te dará muchos beneficios

    Jun 21, 2016

Jun 21, 2016

¿Sabías que donar sangre no solo salva la vida de una persona? Este acto solidario te dará muchos beneficios

A veces nos cuesta un poco dar el primer paso para convertirnos en una donante de sangre y no lo hacemos sino hasta que a una persona allegada a nosotras nos necesita.

Ahora bien, es fundamental que lo sepas: donar sangre no solo puede salvar la vida de alguien más, sino que también beneficiará a la tuya propia.

Presta atención…

#4 Tu sangre fluirá mejor

Tras la donación, la viscosidad de tu sangre cambiará y podrá trasladarse con más facilidad.

Esto, además, evitará que se dañe el revestimiento de tus vasos sanguíneos y reducirá tu riesgo de sufrir un ataque cardíaco. De hecho, está comprobado que los donantes de sangre son un 88% menos propensos de sufrir uno.

#3 Te harás un minichequeo

Aunque no lo creas, así será. La sangre no irá directamente al banco o a quien deba ser destinada, sino que antes será sometida a 13 pruebas para descartar que no sea la portadora de ninguna enfermedad infecciosa.

En el caso de que alguna prueba dé positivo, serás notificada de inmediato para que puedas realizarte el tratamiento adecuado.

Por otra parte, antes de retirarte del lugar donde donaste sangre te harán un chequeo general de los niveles de hemoglobina, la presión arterial, el pulso y la temperatura.

#2 Tus niveles de hierro se mantendrán balanceados

Un adulto saludable tiene alrededor de 5 gramos de hierro en el cuerpo -la mayoría de él en la sangre-.

Cuando donas sangre pierdes algo así como un cuarto de gramo de hierro (que vuelves a recuperar en el correr de la semana por medio de la alimentación, claro). Esta pérdida puede tornarse beneficiosa, ya que una cantidad muy elevada de este mineral puede provocar problemas en nuestra salud, específicamente en nuestros vasos sanguíneos. Donar, entonces, te permitirá perder un poco de él y regular sus niveles.

Ahora bien, muchas personas (en su mayoría mujeres) pueden sufrir de anemia. En estos casos, es preferible no donar sangre al menos hasta resolver ese problemita.

#1 Vivirás más

Hacer actos buenos por alguien más es reconfortante para cualquier persona, pero además está comprobado que te ayudará a vivir por más tiempo.

Un estudio realizado por la revista Salud Psicológica concluyó que aquellas personas que realizan tareas de voluntariado reducen de manera significativa su riesgo de mortalidad y ganan un promedio de 4 años de vida en comparación con quienes no lo hacen.

Ahora que has conocido estos datos, seguro ya estás preparada para salvar la vida de alguien más y mejorar la tuya propia 😉

Fuente: iMujer