• Background Image

    Todas las pruebas apuntan a que los árboles también duermen

    May 19, 2016

May 19, 2016

Todas las pruebas apuntan a que los árboles también duermen

La mayoría de los organismos vivos adaptan su comportamiento al ritmo del día y de la noche. Algo similar sucede con los vegetales. Pero los estudios hasta ahora solo habían analizado esto en plantas de macetero y nunca se había aclarado lo que sucedía con especies mayores como los árboles.

Eso fue lo que hizo un equipo de investigadores de Austria, Finlandia y Hungría, el cual realizó mediciones con rayos láser de día y de noche a dos tipos de árboles, demostrando que cuando se esconde el sol sus ramas y hojas languidecen. “Nuestros resultados muestran que el árbol decae durante la noche, lo que se observa como un cambio en la posición de sus ramas y hojas”, dice el doctor Eetu Puttonen, del Instituto de Investigación Geoespacial Finlandés y autor principal del trabajo. “Los cambios no son demasiado exagerados, solo unos 10 centímetros en árboles que miden unos cinco metros de altura, pero es un cambio sistemático y muy exacto según nuestros instrumentos”, agrega.

Las mediciones se hicieron en condiciones de ausencia de viento y sin exceso de humedad, para no alterar la lectura. La mayor inclinación del follaje se registra dos horas antes de que amanezca. Cuando asoma el sol, las ramas y hojas vuelven a erguirse, pero no está claro si es el sol el que despierta a los árboles o lo hacen por su propio ritmo interno.

Medición exacta

“Los cambios en la forma de las plantas son difíciles de documentar, incluso en el caso de hierbas pequeñas, ya que las luces para obtener las fotografías interfieren con su ‘sueño'”, explica el botánico András Zlinszky, del Centro para la Investigación Ecológica, de la Academia de Ciencias Húngara.

En este caso, en que se escanearon los árboles con cientos de rayos láser, la perturbación es mínima. Además, se usó luz infrarroja, que es reflejada por las hojas a las que iluminan solo una fracción de segundo. Gracias a esto, un árbol completo puede ser mapeado automáticamente en pocos minutos y con una resolución de menos de un centímetro.

Fuente: Economía y Negocios